En una Cultura de trabajo Saludable y Consciente no hay espacio para la postergación.



¿Qué entendemos por postergación y cómo podemos reconocerla en nuestro lugar de trabajo?


Se refiere a la acción de dejar algo para después. No tener agilidad ni prontitud para la realización de tareas.


Nos damos cuenta de que está presente porque los demás sufren por el atraso que provoca, demoras, tardanzas o aplazamientos debido a que no actuamos con rapidez o eficiencia cuando una situación así lo requiere.


Cuando alguna persona posterga las cosas, nos afecta debido a su actitud inconstante y falta de interés para hacer las cosas. Este tipo de personas retrasan algo con respecto al lugar o la prioridad que le corresponde, generando demoras, molestias, burocracia innecesaria y en algunas ocasiones caos por su inconsistencia en la entrega de resultados. Cuantas veces no hemos escuchado afirmaciones como: "no cumple lo que promete o no lo entrega en el tiempo que se comprometió".


La postergación tiene un efecto muy negativo en la reputación de quien la ejerce, haciéndole perder la credibilidad y confianza de sus compañeros de trabajo.



¿Cómo podemos transformar la postergación en acción decidida?


La postergación puede llevarte a la “frustración”. Afortunadamente existen alternativas para actuar decididamente hacia el logro de tus metas y objetivos.

  1. Establece metas claras con líneas de tiempos razonables para cumplirlas.

  2. Pregúntate: ¿Qué beneficios me da el cumplir mis compromisos a tiempo con la mejor calidad posible? Empieza con anticipación y utiliza herramientas tecnológicas para planear y dar seguimiento a tus actividades. Existen muchas aplicaciones para planear y dar seguimiento a tus proyectos y a tus tareas de cada día.

  3. Atrévete a retar tus creencias limitantes. Pregúntate con honestidad, ¿Qué te está haciendo postergar las actividades que requieres completar?, ¿Cuáles son las creencias que te limitan? Trae a tu mente ejemplos positivos en donde lograste tus resultados a tiempo y con calidad, ¿Cuál fue el secreto de tu éxito?, ¿cómo te sentiste?, ¿Cómo puedes replicar esos comportamientos para lograr tus metas actuales?

  4. Ponte en movimiento. Es una muy buena idea compartir tus sentimientos y perspectivas con aquellas personas a quienes les tienes confianza, con tus colegas de trabajo o con algún consejero o mentor para ampliar tu perspectiva e interpretar mejor la situación en la que te encuentras. Reflexiona, aprende, pero no dejes de ponerte en marcha. Ponte en movimiento hacia tu objetivo de manera confiada y decidida.

Déjanos saber tus comentarios alrededor de este tema, aprendamos juntos sobre este tema, porque tomar buenas decisiones significa tener buen juicio y sentido común que nos impulsa a ser mejores personas y profesionales.

28 views

2018 Conscious Performance GmbH. All Rights Reserved.