En una Cultura de trabajo Saludable y Consciente no hay espacio para la postergación.



¿Qué entendemos por postergación y cómo podemos reconocerla en nuestro lugar de trabajo?


Se refiere a la acción de dejar algo para después. No tener agilidad ni prontitud para la realización de tareas.


Nos damos cuenta de que está presente porque los demás sufren por el atraso que provoca, demoras, tardanzas o aplazamientos debido a que no actuamos con rapidez o eficiencia cuando una situación así lo requiere.


Cuando alguna persona posterga las cosas, nos afecta debido a su actitud inconstante y falta de interés para hacer las cosas. Este tipo de personas retrasan algo con respecto al lugar o la prioridad que le corresponde, generando demoras, molestias, burocracia innecesaria y en algunas ocasiones caos por su inconsistencia en la entrega de resultados. Cuantas veces no hemos escuchado afirmaciones como: "no cumple lo que promete o no lo entrega en el tiempo que se comprometió".