Logrando “Efectividad con Sentido Humano” 1/3

Updated: Nov 5

Parte 1 de 3: “Saber interpretar el contexto, rediseñar tu estrategia y transformar tu cultura, determinarán tu éxito y el de tu organización de cara al futuro”.


Autor: Miguel Ángel Gurrola Rodríguez,

Königstein, Alemania


La situación actual nos impulsa a adaptarnos con flexibilidad y creatividad a las nuevas circunstancias. Si observas con atención a tu alrededor, te darás cuenta de que todos buscamos responder con agilidad, innovación y creatividad.

En esta serie de tres artículos, nos enfocaremos en explicar algunos elementos que le dan vida al concepto: “Efectividad con sentido humano”, deseando que te sean de utilidad para adaptarte y evolucionar de la mejor manera posible hacia el futuro.

Nuestra firma evoluciona cada día para consolidarse como un centro de inteligencia estratégica para la transformación humana y cultural en un momento histórico en donde la volatilidad, incertidumbre, complejidad y ambigüedad nos invitan a poner mucha atención en el cuidado de nosotros mismos y de las personas que nos rodean, especialmente ahora que navegamos por aguas turbulentas de un cambio de gran intensidad e impacto en nuestras vidas. Por este motivo, nos complace el poder compartir contigo algunos hallazgos que estamos obteniendo de nuestra práctica profesional ayudando a personas, equipos y organizaciones a mejorar su efectividad con sentido humano”. Establecer un diálogo constante con las personas y organizaciones para encontrar soluciones innovadoras que entregan resultados, nos permitirá crecer en un ambiente de respeto, confianza y aprendizaje continuo.


A continuación, iremos al primero de tres factores clave en la Efectividad con Sentido Humano.



  1. Saber interpretar los contextos, una competencia esencial para navegar las aguas turbulentas de nuestro tiempo.

Una mente estratégica capaz de interpretar con un alto grado de precisión el contexto económico, político y social, puede crear planes de acción claros y congruentes, volviéndose inspiradora y poderosa.

No pierdas de vista que el arte de mantener un enfoque equilibrado entre el logro de resultados de forma eficiente y la confianza que requieren las personas de tu organización es un elemento clave en la efectividad con sentido humano”. El proceso de adaptación a las nuevas circunstancias requiere de mucho esfuerzo, y es más fácil lograrlo cuando existe claridad y certeza de dónde queremos ir y cómo vamos a lograrlo. Para ello, es necesario aprender a interpretar los contextos en los que está inmersa tu organización y las personas que forman parte de ella. Cada contexto en particular, requiere ser entendido para poder decodificar aquello que está dando origen a los desafíos que estás enfrentando, porque una mente clara es mucho mas eficiente y poderosa.

¿Qué puedes hacer para desarrollar habilidades de interpretación? A continuación, te compartimos algunas sugerencias:

  • Aprovecha el poder transformador del diálogo en el corazón del negocio. Para lograrlo es necesario construir de forma creativa una cultura de trabajo incluyente que sea capaz de renovarse continuamente, transformando viejas prácticas que no ayudan a aprovechar el potencial proveniente múltiples perspectivas de pensamiento (diversidad de pensamiento) en el lugar de trabajo.

  • Recuerda que cualquier iniciativa que busque transformar la forma de ser y actuar de la organización, pierde su poder transformador si no viene acompañado de un diálogo abierto y honesto promovido por el buen ejemplo de las personas en posiciones de liderazgo.

  • Construye un ambiente de confianza que permita desarrollar el arte de solicitar, dar y recibir retroalimentación (Feedback en inglés), para asegurar que las personas no se confundan sobre lo está yendo bien, lo que no está yendo bien y lo que pueden hacer diferente para mejorar.

  • Genera espacios creativos para discutir y encontrar soluciones en equipo a los desafíos que está enfrentando tu organización.

  • Permite el libre flujo de ideas de mejora antes de saltar a una conclusión, y evita descalificar propuestas sin asegurarte de haberlas entendido con amplitud y profundidad.

El segundo factor en el que te sugerimos enfocar tu atención se refiere a la estrategia.


2. Este es un gran momento para ajustar, rediseñar o cambiar tu estrategia.

Lograr un crecimiento rentable y sustentable en función de una estrategia sólida es mucho más factible cuando las personas comprenden claramente la manera en que van a contribuir a su realización y las oportunidades de aprendizaje y desarrollo que representan. No importa si trabajas para una compañía multinacional, un negocio pequeño o una start up, recuerda que una estrategia es esencial para tu éxito presente y futuro. Entre los desafíos que enfrentamos, está el no perder nuestro enfoque estratégico, por la urgencia de concentrar nuestros esfuerzos única y exclusivamente en objetivos tácticos y operativos.


Para evolucionar, es de vital importancia reconfigurar nuestra estrategia de acuerdo a las nuevas demandas de un entorno económico, político, y social sumamente turbulento, mientras seguimos operando para asegurar la continuidad de nuestros negocios.

No hay duda que nos encontramos en el contexto de un cambio nunca antes visto en la historia de la humanidad. De acuerdo con el Foro Económico Mundial, que tiene su sede en Suiza, la cuarta revolución industrial está teniendo un gran impacto en cómo las empresas son dirigidas, organizadas y financiadas. Un síntoma particular de este fenómeno es que la histórica reducción de la vida media de una corporación que cotiza en el S&P 500 ha descendido de aproximadamente sesenta a unos dieciocho años.


Asimismo, dicha institución afirma:

“La cuarta revolución industrial tiene cuatro efectos importantes sobre los negocios de todas las industrias:

• Las expectativas del cliente están cambiando.

• Los productos están siendo perfeccionados por los datos, lo que mejora la productividad de los activos.

• Se están formando nuevas alianzas a medida que las compañías comprenden la importancia de las nuevas formas de colaboración.

• Los modelos operativos se están transformando en nuevos modelos digitales ”

- (Foro Económico Mundial, Klaus Schwab 2016).


A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para ajustar, rediseñar o cambiar la estrategia de tu organización:

  • Si quieres mantener tu estrategia viva y operante, debes revisitarla, evaluarla y reconfigurarla de manera ágil tantas veces como sea necesario, idealmente cada dos o tres meses.

  • Verifica la congruencia entre ésta con tus objetivos tácticos y operativos.

  • Si hay incongruencias, realiza los ajustes necesarios después de un análisis riguroso, involucrando en la discusión a las personas impactadas por dichos ajustes.

  • Asegúrate que los objetivos de tus colaboradores son consistentes y agregan valor a la estrategia.

  • Este tiempo debe de ser visto como una gran oportunidad para innovar y reinventarse para enfrentar exitosamente los desafíos actuales y futuros.

  • Aprovecha la desaceleración de la economía como una excelente oportunidad para realizar este proceso de revisión con amplitud y profundidad.

Y el tercer factor del que hablaremos en este primer artículo se refiere a la Cultura.


3. Una Cultura Organizacional saludable y de alto rendimiento se adaptará más ágilmente a los desafíos presentes y futuros de la era digital.

En función del momento histórico que estamos viviendo, podemos predecir que el contexto económico, político y social seguirá cambiando de manera acelerada, producto del avance tecnológico de ésta era digital. Las organizaciones deberán adaptarse al cambio de forma ágil, flexible, innovadora, siendo capaces de operar con velocidad y un fuerte enfoque a servir a sus clientes tanto internos como externos. De lo contrario, se volverán obsoletas poniendo en riesgo su continuidad en el mercado.


La Cultura, que juega un papel clave en todo esto, puede ser abordada desde diversas perspectivas. El Dr. Geert Hofstede, uno de los grandes gurús de la Cultura de nuestro tiempo nos dice:

“La cultura consiste en las reglas no escritas del juego social. Es la programación colectiva de la mente que distingue los miembros de un grupo o categoría de personas de otro". - (Hofstede 2019).

Este autor también nos ofrece la siguiente definición de Cultura Organizacional:

“Es la forma en que los miembros de una organización se relacionan entre ellos, con el contenido de su trabajo y con el mundo exterior, en comparación con otra organizaciones”.


Por otra parte, en el mundo de los negocios, la Cultura Organizacional es comúnmente definida como “La forma en que hacemos las cosas aquí”, Sin embargo, es importante ir más allá, teniendo acceso a conceptos más amplios y profundos para explicar este fenómeno colectivo y complejo.


La razón es muy simple, en Conscious Performance podemos afirmar en función de nuestra experiencia:

“Si la forma de operar de tu organización no logra servir a un propósito y a una estrategia bien definidos, ésta sufrirá grandes daños poniendo en peligro su continuidad en el largo plazo” (Gurrola 2020)

Existen muchas definiciones, marcos de referencia y modelos de cambio cultural en la literatura académica producida por las universidades y escuelas de negocios desde los años 1980s. Si partimos desde una perspectiva antropológica, la cultura es un paradigma que nos ayuda a interpretar los procesos de la vida organizacional, bajo esta lógica todo proceso de transformación cultural, puede ser considerado como una estrategia para el cambio de la organización como un todo.

Para nadie es un secreto que sin una cultura de apertura a la diversidad e inclusión se incrementan los niveles de resistencia al cambio, generando con ello ambientes de trabajo poco atractivos que pueden llegar a ser tóxicos para las personas que allí colaboran.

En este contexto y en función de nuestra experiencia de trabajo en los últimos meses previos y posteriores al surgimiento de la pandemia, hemos comprobado a través de nuestras mediciones de cultura organizacional, salud ocupacional, y personalidad, la gran necesidad de construir ambientes de trabajo productivos y de confianza para que las organizaciones puedan adaptarse y evolucionar.

Si consideramos como factores de éxito a la agilidad, comunicación efectiva, flexibilidad para aprender nuevas formas de hacer las cosas, la cultura y liderazgo, todos ellos juegan un papel esencial para lograrlo y forman parte de nuestra propuesta de valor construida sobre el concepto de “Efectividad con Sentido Humano”.

Es un hecho que las organizaciones que construyen culturas de trabajo incluyentes encuentran formas más innovadoras para enfrentar sus retos y evolucionar exitosamente hacia la realización de sus aspiraciones estratégicas. El beneficio de este enfoque, normalmente se ve reflejado en la calidad de la toma de decisiones y en el mejor uso de la energía y talento de la organización para lograr un crecimiento sustentable con propósito.



A continuación, te ofrecemos algunas recomendaciones para construir una Cultura saludable y de alto desempeño para enfrentar los desafíos actuales y futuros de la era digital:

  • Mide el grado de funcionalidad o disfuncionalidad de la Cultura actual de tu organización vs la Cultura óptima que ésa requiere para realizar sus aspiraciones estratégicas. Esta es una buena base para tener éxito en cualquier proceso de transformación cultural que desees implementar.

  • Recuerda que la Cultura óptima para realizar la estrategia de la organización puede y debe ser definida de forma clara y específica por la alta dirección o equipos ejecutivos en posiciones de liderazgo, siempre en función de un marco de referencia sólido y eficaz.

  • Aprovecha el poder transformador del diálogo en el corazón del negocio. Para lograrlo es necesario construir de forma creativa una cultura de trabajo incluyente que sea capaz de renovarse continuamente, transformando viejas prácticas que no ayudan a aprovechar el potencial proveniente múltiples perspectivas de pensamiento en el lugar de trabajo.

  • Recuerda que un buen diagnóstico cultural pierde su poder transformador si no viene acompañado de un diálogo abierto y honesto, promovido por las personas en posiciones de liderazgo desde el ejemplo.

  • Construye Equipos de Alto Rendimiento que cuenten con un mejor balance en cuanto a aceptación y aprovechamiento de la diversidad de pensamiento, los cuales además de ser más efectivos desarrollan una mayor capacidad de morir a lo viejo para renacer a lo nuevo.

  • Toda transformación cultural suele ser más efectiva, cuando se acompaña de una buena estrategia para elevar el rendimiento de los equipos de trabajo hacia un crecimiento con propósito.

  • Utiliza herramientas y metodologías confiables para medir factores relacionados con la efectividad de los equipos de trabajo, incluyendo a aquellos que trabajan de manera virtual.

Para finalizar esta primera entrega, te recordamos que el desempeño no es una variable que permanezca estable como algo continuo y sin cambios, el desempeño mejora o empeora a través del tiempo, de allí la importancia del enfoque y la consistencia en un crecimiento con propósito. De este y otros temas relevantes con recomendaciones para mejorar continuamente hablaremos en la segunda entrega de la serie Efectividad con sentido humano. No te la pierdas.


23 views

2018 Conscious Performance GmbH. All Rights Reserved. 

  • White Facebook Icon
  • White LinkedIn Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White YouTube Icon